Historia de los Inmigrantes alemanes en Ucrania

Alemanes en Ucrania

Fuente

Una familia alemana, menonita, en Ucrania del Sur. Fotografía del siglo XIX

Los alemanes – німці -nimtsi, o también дойчи – Doych (por la pronunciación de “alemán” en alemán: deutsch).Hasta 1940 fue el cuarto mayor grupo étnico minoritario en tierras ucranianas. Pocos alemanes viven actualmente en Ucrania.Durante la época de la Rus de Kyiv la presencia de alemanes ya era vigente; aparecen ya en registros de la época de la cristianización de la Rus como mercaderes, clérigos y turistas que llegaban a visitar Ucrania.Al mismo tiempo que familias alemanas establecían lazos dinásticos con reyes y reinas de la Rus, por matrimonio, durante los siglos XI y XII, alemanes de Regensburg, Viena, Mainz, y Lübeck establecían comunidades pequeñas y discretas, y formaban lazos comerciales en ciudades como Kyiv, Volodymyr-Volynskyi, y Lutsk. La presencia de mercaderes alemanes en Kyiv durante la segunda mitad del siglo XII y todo el XIII es mencionada en las crónicas Hipatianas.Tras la invasión mongola de la Rus de Kyiv y la destrucción de varios poblados, entró un flujo más significativo de alemanes, entre 1240 y 1241. Los reyes de Galitzia-Volhynia, imitando las contrapartes húngaras y polacas, invitaron a germanos a llegar a reconstruir los pueblos arrasados y a desarrollar actividades comerciales, asi como la fabricación de artesanías, y les otorgaron varios privilegios , como por ejemplo la exención temporal de impuestos, un gran nivel de autonomía y el respeto a su propio sistema legal basado en la ley de Magdeburgo.A mediados del siglo XIII el rey Danylo Romanovych invitó a mercaderes y artesanos alemanes a fundar de nuevo la ciudad de Jolm, y otros centros importantes, tales como Volodymyr-Volynskyi, Lutsk, Lviv, Peremyshl, o Sianik. De 1270 a 1290 los alcaldes de Volodymyr-Volynskyi y de Lutsk eran alemanes.Durante su reinado, de 1324 a 1340 el rey Yurii II Boleslav, en particular, promovió el establecimiento de alemanes en Galitzia.

Aldea alemana en Ucrania del sur. Fotografía del siglo XIX

En transcarpatia comenzó la colonización alemana cuando la región estuvo bajo régimen húngaro, durante el siglo XII, específicamente a lo largo de la frontera eslovacoucraniana. En el siglo XIII, Levoča, Bardejov, Košice, y otros poblados, fueron fundados por alemanes, muchos de los cuales luego se restablecieron en Prešov, Uzhhorod, Mukachevo, Berehove, Just, y, a fines del siglo XIV, Tiachiv, Vyshkove, y Dovhe Pole. Los reyes húngaros otorgaron también varios privilegios a los colonos alemanes invitados, pero los obligaron a pagar por la tierra.

Período de la Mancomunidad Polaco-Lituana

La colonización alemana se intensificó tras la anexión de Galitzia por Polonia y de Volhynia y Podilia por Lituania. Se estimuló su migración al ofrecer respeto total a la ley de Magdeburgo y otros privilegios más, por los gobernantes de los muchos poblados de Ucrania occidental. En estos pueblos fue que los alemanes se establecieron y jugaron un papel muy importante.De 1352 a 1550, por ejemplo, los burgueses alemanes eran tan influyentes en Lviv, que el alcalde (viit) y muchos de los concejales del pueblo eran electos de entre ellos y hasta se daba el caso que libros y documentos oficiales eran escritos en alemán. Nuevos colonos eran mudados constantemente a poblados de Galitzia.A partir del siglo XIV dicha colonización se regó a poblaciones de Volhynia y Podolia. Los primeros obispos católicos de Peremyshl, Lviv, Jolm, y Kamianets-Podilskyi eran alemanes.La colonización campesina fue menos fuerte. Hasta el siglo XV se limitó a las regiones de Sian y Lviv, aunque los pueblos campesinos fundados obtenían también privilegios especiales, incluido el autogobierno según sus propias leyes. Muchos de los colonos de esta época llegaban desde Silesia. A mediados del siglo XV la migración de campesinos prácticamente se detuvo aunque, en contraposición, aumentó la de profesionales y artesanos.

Amish alemanes. Fotografía reciente

Debido a la influencia alemana que durante siglos entró en los poblados ucranianos, mucha de la arquitectura en ellos recuerda un poco la de Europa Central, así como la economía y sistemas de gobierno. También entraron germanismos a la jerga gubernamental, comercial, artesanal y del gremio de la construcción. Y fue tan fuerte la influencia de la colonización que incluso los burgueses ucranianos eran expulsados.Con la disminución de la migración, muchos alemanes en Ucrania fueron polonizados. Este proceso, que comenzó en pequeñas aldeas o pueblos aislados, se difundió a poblados mayores y hasta ciudades, como Lviv, hecho que fue apoyado incluso por la fe en común que compartían tanto alemanes como polacos: el catolicismo romano. Esto resultó en la consolidación de la influencia polaca en Ucrania occidental, y del lado derecho. El porcentaje de alemanes ucrainizados fue bastante menor.En Bukovina la colonia alemana fue esporádica y se originó principalmente en Translivania y Galitzia. Después del siglo XV, fueron alemanes quienes tomaron parte en el desarrollo de pueblos como Seret y Suçeava, y lazos comerciales con Lviv.

Cruz de un cementerio alemán en Pshonyanove, provincia de Odesa

El estado hetmánico

Varios alemanes sirvieron en formaciones militares polacas y lituanas, como un grupo separado en tierras ucranianas. Durante la guerra Kozako-Polaca, en especial, el ejército polaco empleó un gran número de mercenarios alemanes, cuya presencia fue decisiva en batallas como la de Berestechko en 1651.Del otro lado de Ucrania, y la cuenca del Dnipró, los mercaderes y artesanos alemanes, principalmente de la región de Danzig, crecieron en número hasta la primera mitad del siglo XVII. Alquilaban y explotaban enormes fincas, particularmente en la región de Korostyshiv, estableciendo incluso fábricas de potasa, por ejemplo.Durante el estado hetmánico de los siglos XVII y XVIII se estableció en la starshyna kozaka un considerable número de artesanos alemanes, asi como obreros calificados en fábricas, profesionales agrícolas, arquitectos, doctores, soldados profesionales o maestros. Los hetmanes Ivan Vyhovsky y Petro Doroshenko emplearon mercenarios, aunque éstos tambien sirvieron en el ejército ruso, sobre todo tras la batalla de Poltava en 1709.Durante el siglo XVIII se formaron colonias alemanas dentro de la ciudad de Kyiv, las que llegaron incluso al siglo XX. Importantes personalidades emergieron de ellas durante esta época, incluidos el líder religioso Innokentii Gizel, el teólogo e ingeniero militar Adam Zörnikau, los arquitectos Johann Baptist y Johann Gottfried Schädel, y el osaul general de artilleria Friedrich von Königsek. Algunos oficiales militares alemanes contrajeron matrimonio dentro de la starshyna kozaka, y adquirieron fincas, estableciéndose de forma permanente en Ucrania, por ejemplo la familia Hampf, los Lamsdorfs, Brinckens, Ritters, o los Pols (Oleksander Pol fue muy importante en la región de Katerynoslav).

Caravana de refugiados alemanes rumbo a su pais, saliendo de Ucrania. Los alemanes que vivían en el sur de Ucrania eran denominados “Alemanes del Mar Negro”

De 1760 a 1914

Durante la segunda mitad del siglo XVIII, los territorios ucranianos bajo tanto el imperio austro húngaro como el ruso, fueron colonizados por una nueva oleada de inmigrantes alemanes, pues unos pocos industriales y un enorme número de artesanos respondieron a las invitaciones de magnates polacos a establecerse en pueblos del lado derecho de Ucrania, a laborar en varias de sus industrias.Su cantidad creció durante la primera mitad del siglo XIX, en toda la región ucraniana, en especial en Poltava. En esta oleada llegó una gran cantidad de granjeros, quienes colonizaron las tierras aún agrestes en el suroriente ucraniano; fueron atraidos por los decretos de Catalina II durante 1763 y 1764, y de Alejandro I en 1804, en los que se les otorgaban tierras gratuitas, libertad de culto, autonomía local, exención de impuestos por 10 a 30 años, inmunidad al servicio militar, préstamos sin intereses y el derecho a comprar mas tierra, si lo deseaban. De esta forma se establecieron varias colonias pequeñas del lado izquierdo de Ucrania, en especial en Cherníhiv cerca de Borzna en 1765 a 1767, y cerca de Krolevets en 1770..Dentro de estos grupos llegaron en especial los menonitas, según acuerdos especiales en 1789 y 1790, y se establecieron en las antiguas tierras del sich zapórogo, como la isla de Jortytsia en particular (enlace a artículo).A principios del siglo XIX continuó la migracion alemana a Ucrania, en especial la region sur. Llegaban debido a la gran depresión que sufría Alemania, de áreas superpobladas en el suroeste de su país, como Baden, Württemberg, Alsacia, Hesse y el Pfalz, ademas de Prusia occidental y de Danzig. También surgieron grandes colonias en Bessarabia, en el distrito de Akkerman en especial, luego de su anexión por Rusia en 1812, y en la provincia de Jersón, Tavriia y la región de Tahanrih. Varios miles se establecieron en Kubán y la región subcaucásica de Stavropol. Según un censo realizado en 1897, existían 292,500 alemanes viviendo en Akkerman, Jerson y Tavriia, constituyendo el 4.6% de la población de esas regiones.En 1911, según fuentes alemanas, la población en Ucrania de connacionales suyos era de 489,000, con un 42.6% de evangélicos, 36.7% de católicos y un 20.7% de menonitas.Un segundo grupo se estableció en Volhynia, con menonitas como pioneros, traidos por la nobleza polaca a fines del siglo XVIII, aunque muchos de ellos migraron al sur de Ucrania. Para 1860 había alrededor de 5,000 habitantes alemanes en 35 colonias en Volhynia, y su número aumentó después que la servidumbre fue abolida y comenzó a vender sus tierras, que los nobles polacos vendían a los nuevos colonos. Un menor grupo llegó tras ser confiscadas las tierras de polacos que habían participado en la insurrección de 1863 y 1864. Para 1871 eran 139 colonias alemanas en Volhynia, con 28,609 habitantes de ese grupo étnico.La mayor afluencia ocurrió entre 1883 y 1897. El censo de ese último año arrojó que en Volhynia ya vivían 171,000 alemanes en 550 aldeas. Para 1914 la población había aumentado a un estimado de 241,000 (66,000 en Zhytomyr, 53,000 en Novohrad-Volynskyi, 43,000 en Lutsk, 35,000 en Rivne, 22,000 en Volodymyr-Volynskyi, y 10,000 en Dubno). Muchos llegaron pasando antes por Polonia, y casi todos eran protestantes luteranos.

Iglesia de la Trinidad en la aldea de Kandel, distrito de Lymanske en la provincia de Odesa.

Es interesante notar que los alemanes no se mezclaban con los ucranianos, diferenciándose debido a su idioma, tradiciones folclóricas, vestimenta, arquitectura del poblado, estatus económico y social más alto, en especial en el sur, y también alto nivel de educación. Poseían derechos muy extensos, de auto gobierno, y resolvían sus asuntos internos de forma democràtica, escogían sus propios consejos, maestros y pastores. Su idioma oficial dentro de la colonia era el alemán, aunque en 1871 fueron abolidos todos los privilegios y los colonos fueron obligados a hablar ruso, por lo que la mayoría, en especial los menonitas, emigraron al nuevo mundo. En Odesa incluso existió una Realschule.Después de 1905 solamente en escuelas privadas se impartía su idioma, aunque continuaban teniendo de forma hermética sus propias instituciones filantrópocas, sociedades, hospitales, periódicos (como por ejemplo el Odessauer Zeitung, de 1863 a 1914 o el diario católico Deutsche Rundschau, de 1906 a 1914. En general mantenían su nacionalidad alemana, y su idioma, a pesar de haber perdido todo contacto con su tierra natal.A pesar de este aparente hermetismo, siendo colonos en tierras extranjeras, los alemanes mantenían contacto con los ucranianos, compartiendo sus métodos de agricultura o empleando agricultores ucranianos como trabajadores provisionales. Muchos alemanes ayudaron al desarrollo industrial de Ucrania también. A principios del siglo XIX muchos académicos alemanes, o descendientes, impartían clases en universidades y colegios ucranianos, dentro de ellos los mas destacados son el físico Nikolai Shiller (Schiller), el matemàtico Heorhii Pfeiffer, el astrónomo Robert Fogel (Vogel – enlace), el químico N. Bunge, los botánicos Willibald Besser, E.-R. Trautfetter, e Ivan Schmalhausen, el fisiólogo Alexander Walter, los científicos en medicina M. Dieterichs y G. Rein, y muchos más. Los poetas y escritores Yurii Klen y Maik Yohansen también eran de ascendencia alemana.Una considerable menor cantidad de alemanes colonizó Ucrania occidental cuando estuvo bajo dominio austrohúngaro. Tras la anexión de Galizia por Austria en 1772 y Bukovyna en 1774, las políticas de germanización trajeron servidores públicos y granjeros, los últimos impulsados por Maria Theresa y Joseph II a colonizar las fronteras orientales del imperio, otorgando privilegios tanto a católicos como a protestantes, pero no tuvo tan buen resultado y la migración fue relativamente pequeña. De los 249 poblados alemanes en Galitzia, la mayoría pequeñas aldeas, solo 134 habian sido establecidos durante el reinado de Joseph II. Hasta la década de 1840 hubo mínima migración, a pesar de los incentivos. Estos colonos llegaban desde Baden, Württemberg, Hesse, Pfalz y, durante la primera mitad del siglo XIX, el noroeste de Bohemia. Se establecieron mayormente en la subcarpatia y la región de Lviv.

Primera guerra mundial y revolución

Previo a la primera guerra mundial, el 1.9% de la población en Ucrania era alemana, con 859,000 habitantes, casi la mitad en la región occidental. Durante la guerra, los alemanes que habitaban la región dominada por el imperio ruso sufrieron restricciones, hostilidad, discriminación y hasta persecución. En 1915 fueron deportados 150,000 alemanes que vivían en Volhynia y Jolm, la mayoría a Siberia, y muy pocos regresaron.Durante la lucha por la independencia en Ucrania, la actitud de los alemanes que vivían en el país fue principalmente de indiferencia. Aún asi, muchos oficiales de alto rango dentro de las filas ucranianas eran de ascendencia alemana, lo que indica que los descendientes de alemanes si habían logrado obtener el sentido de patriotismo ucraniano que no poseían los inmigrantes de primera generación. En Galitzia, por el contrario, los alemanes inmigrantes colaboraron activamente en la formación de la República Nacional de Ucrania Occidental, y tenían representantes en la rada; muchos se unieron al ejército, como el coronel Alfred Bizanz, el capitán Hans Koch, o el general Antin Kravs.Los alemanes de Bucovina tuvieron un sentimiento contrario a los intereses ucranianos, apoyaron la anexión de la región por Rumanía, y apoyaron al régimen rumano.Estos años de conflicto llevaron a un drástico descenso en la población de este grupo etnico en Ucrania. En el sur, muchos fueron víctimas de pogromos y las fuerzas anarquistas de Nestor Majno en 1919, y también sufrieron la hambruna de 1921 a 1923; una gran cantidad regresó a Alemania, aunque la gran mayoría emigró a Norteamérica. Como resultado, la población cayó de 872,000 en 1914 a 514,000 en 1926.

La segunda guerra mundial

Según los tratados soviéticos-alemanes, incluido el pacto de Molotov-Ribbentrop, se les permitió a los alemanes que vivían en Galitzia, Volhynia y Jolm, retornar a Alemania después de la partición de Polonia de 1939. En 1940, cuando la USSR ocupó Bukovyna y Bessarabia, fueron repatriados los alemanes que vivían allí.Pero tras el estallido de la guerra Soviético-alemana en 1941, las autoridades soviéticas deportaron a alrededor de 100,000 alemanes que vivian en Crimea y Ucrania oriental, al cáucaso norte; no tuvieron tiempo, sin embargo, de deportar a los que vivian en el centro y occidente de Ucrania, ademas de la región de Odesa. Durante la ocupación nazi de la región, los últimos obtuvieron estatus de Volksdeutscher y una gran cantidad de privilegios por sobre los ucranianos. Algunos se unieron al Reichskommissariat Ukraine. Este hecho creó un gran descontento de los ucranianos en contra de los alemanes que vivían en su tierra.Cuando el ejército nazi se retiró de Ucrania en 1943, unos 350,000 alemanes fueron evacuados a la región de Warthegau en Prusia occidental, y de allí a Alemania. Tras la ocupación de Alemania Oriental por el ejército soviético en 1945, unos 250,000 alemanes viviendo en Ucrania fueron deportados y confinados a campos de labor en la región asiática sovietica. El 13 de diciembre de 1955 se les otorgó amnistía y se les permitió vivir en cualquier lugar de la URSS, excepto en sus antiguos pueblos o ciudades.En 1964, por presión del gobierno de Alemania Occidental, los alemanes soviéticos fueron exonerados por sus traiciones durante tiempos de guerra y muchos fueron asimilados, mientras otros regresaron a su tierra natal.Solamente 29,900 alemanes quedaron en Ucrania y, para el censo de 2001, esta cantidad había aumentado a apenas 33,000, principalmente en Donetsk y las provincias de Dnipropetrovsk, Zakarpatia, Odesa y Crimea.

Mapa de 1925 mostrando las colonias alemanas en Europa Oriental

Author: Ucrania Fantástica

Слава Україні! ¡Que viva Ucrania! Libre, independiente, soberana

One thought on “Historia de los Inmigrantes alemanes en Ucrania”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s