La Guerra Kozako – Polaca

Nota: este artículo está basado mayormente en la traducción de este título en “Internet Encyclopedia of Ukraine” (enlace)

La guerra Kozako – Polaca se libró entre 1648 y 1657. El conflicto inició en 1648 como un típico levantamiento kozako, y rápidamente se tornó en una guerra del pueblo ucraniano, particularmente kozakos y campesinos contra la nobleza de la Mancomunidad Polaco-Lituana.

El Ataman Bohdan Jmelnytskyi asumió en liderazgo de las fuerzas ucranianas.

Esta guerra se puede dividir en 6 fases:

De enero a Noviembre de 1648

Durante este período, una serie de brillantes victorias kozakas animaron al pueblo a levantarse y ganó el total apoyo a Bohdan Jmelnytskyi. Lo que inició como una rebelión kozaka estrictamente se transformó en un movimiento masivo contra la nobleza polaca.

El 21 de enero de 1648, Jmelnytskyi lideró una pequeña unidad de kozakos registrados y algunos zapórogos a atacar un regimiento polaco establecido en el lago Bazavluk (sobre el Dnipro) y logró la victoria. Esta acción liberó al sich zaporogo y ganó el total apoyo de este grupo tan importante de kozakos al lado de Jmelnytskyi, lo que también le valió el nombramiento como ataman.

Durante los próximos meses se realizaron los preparativos para una rebelión a mayor nivel. Se convocó por medio de proclamaciones a campesinos, burgueses y todos los kozakos para que se alzaran contra la nobleza que los esclavizaba.

Jmelnytskyi también logró concluir un importante tratado con Turquía y el Khan crimeano Islam-Girei III, obteniendo la ayuda de 40,000 soldados del ejército tártaro bajo el mando de Tuhai-Bei.

El gobierno polaco envió un ejército con 30,000 hombres en abril de 1648 para apagar este levantamiento, pero los comandantes esperaban una pequeña oposición y se confiaron.

Dividieron sus fuerzas y entonces un grupo de 10,000 rebeldes rodearon a 6,000 soldados polacos, guiados por S. Potocki, el hijo del Ataman Mikołaj Potocki, en Zhovti Vody, y lo destruyeron el 16 de mayo de 1648 (Batalla de Zhovty Vody).

Jmelnytskyi y la armada tártara se encontraron con el grueso de la armada polaca, comandada por el gran ataman Mikołaj Potocki y el Ataman de campo Marcin Kalinowski, cerca de Korsun, y los derrotaron el 26 de mayo de 1648 (Batalla de Korsun).

Ambos comandantes polacos fueron capturados por los tártaros y, tras estas victorias, florecieron por toda Ucrania los encuentros entre destacamentos de kozakos y campesinos contra tropas polacas.

En verano de 1648 el destacamento del coronel Maksym Kryvonis se involucró en varias batallas sangrientas con las fuerzas de la nobleza polaca, guiadas por el Príncipe Jeremi Wiśniowiecki. Durante estas luchas, la que sufrió también fue la población, pues las tropas polacas mataban sistemáticamente a todos los kozakos y campesinos, incluidas mujeres, niños, ancianos y todo ser viviente, mientras que las fuerzas rebeldes respetaban a los judíos (que estaban muchos de lado de la nobleza polaca ) y al clero católico.

A fines de verano de ese año, el gobierno polaco envió un ejército muy bien armado con 32,000 hombres y 8,000 mercenarios alemanes a contraatacar a los kozakos. Comandados por A. Koniecpolski, M. Ostroróg, y el príncipe Władysław-Dominik Zasławski, este ejército era débil e inexperto.

Jeremi Wiśniowiecki, quien quiso ser el comandante en jefe de las fuerzas polacas, no tuvo una comunicación adecuada con la avanzada de su ejército, más la excesiva confianza de los polacos, dieron a Jmelnytskyi la oportunidad de asumir una posición muy conveniente cerca de Pyliavtsi.

Durante esta batalla, que tomó lugar el 23 de septiembre de 1648 (Batalla de Pyliavtsi), los rebeldes, en número de 80,000, aplastaron por completo a los polacos.

El ejército de Jmelnytskyi marchó entonces a Ucrania Occidental y a principios de noviembre sitiaron Lviv. Varios destacamentos avanzaron al oeste en territorios que tenían los polacos y bielorrusos, y allí también hubo rebeliones anti-nobleza o anti-polacos.

A petición de la burguesía ucraniana, Jmelnytskyi levantó el sitio a Lviv y venció a Zamość, en donde los restos del ejército de Wiśniowiecki habían buscado refugio.

Con la elección en noviembre de un nuevo rey polaco, Jan II Casimir Vasa, cuya candidatura fue apoyada por Jmelnytskyi, el ejército ucraniano regresó triunfante a la región del Dnipro el 2 de enero de 1649, entrando ese día a Kyiv.

Abril a Agosto de 1649

Bohdan Khmelnytsky decidió separar por completo Ucrania de Polonia, pero aunque continuaba ganando batallas en el campo, no pudo superar al enemigo.

Movilizando todas las fuerzas de la Mancomunidad, el nuevo rey, Jan II Casimir Vasa, inició la ofensiva contra Jmelnytskyi en abril de 1649.

El regimiento principal del ejército polaco, comandado por el rey mismo, partió desde Volhynia, mientras que la armada lituana, comandada por el Ataman príncipe J. Radziwiłł, marchó a Kyiv.

El 10 de julio, Jmelnytskyi e Islam-Girei III rodearon una parte de las fuerzas del rey en Zbarazh. Y cuando este (Jan II Casimir Vasa) con sus 25,000 hombres fue en ayuda de sus tropas derrotadas, Jmelnytskyi les tendió un ataque sorpresa el 15 de agosto de y los rodearon en Zboriv (Batalla de Zboriv).

Mientras tanto, entre junio y julio, la armada lituana casi llegaba a Kyiv, pero los destacamentos Kozakos-Campesinos los obligaron a retroceder.

Una victoria final y decisiva contra los polacos parecía estar al alcance de Jmelnytskyi, pero, en este momento tan crítico, Islam-Girei III, quien había sido sobornado por los polacos y estaba inquieto por el rápido crecimiento de las fuerzas ucranianas, retiró sus fuerzas, lo que forzó a Jmelnytskyi a negociar con los polacos.

El 28 de agosto de 1649, Jmelnytskyi firmó el tratado de Zboriv con la delegación polaca, liderada por Jerzy Ossoliński. Este tratado no satisfizo a ninguna de las partes en realidad.

De agosto de 1650 a Septiembre de 1651

Factores internos comenzaron a jugar un rol más importante en el conflicto Ucraniano-Polaco. Los kozakos experimentaron sus primeras derrotas y fueron obligados a retroceder de las posiciones que habían ganado previamente.

En verano de 1650 ambos lados trataron de aislar a su contrincante por medios diplomáticos. Los polacos advirtieron a Moscú acerca de la amenaza kozaka y lo lograron al ganar el apoyo de Vasile Lupu, hospodar de Moldavia.

Bohdan Jmelnytsky reforzó sus lazos con los Tártaros de Crimea y el Imperio Otomano. Para minar la influencia polaca en Moldavia, Jmelnytskyi envió en agosto de 1650 un gran contingente Kozako-tártaro y forzó a Vasile Lupu a firmar un tratado y prometer la mano de su hija Roksana Lupu en matrimonio al hijo de Jmelnytskyi, Tymish. Mientras los kozakos estaban ocupados en Moldavia, un ejército polaco con 50,000 hombres atacó la región de Bratslav el 20 de febrero de 1651.

Luego se enfrentaron cerca del poblado de Berestechko en Volhynia, en junio de ese mismo año (Batalla de Berestechko). El ejército polaco, que incluía alrededor de 20,000 mercenarios alemanes veteranos de la guerra de los 30 años, se enfrentó contra las fuerzas Kozako-tártaras, y los kozakos fueron traicionados una vez más por los Tártaros, y por ende, derrotados. El 10 de julio tuvieron que tomar la retirada hacia Bila Tserkva, bajo condiciones muy difíciles.

A principios de agosto el ejército lituano ocupó y saqueó Kyiv, y en consecuencia la retaguardia de Bohdan Jmelnytskyi movilizó una armada de 50,000 hombres, enfrentándose el 24-25 de septiembre de 1651 cerca de Bila Tserkva, una batalla inconclusa, ambas partes agotadas prefirieron llegar a negociaciones, que llevaron a un tratado desfavorable para Ucrania – el tratado de Bila Tserkva – el 28 de septiembre.

Luego después de la firma de este tratado, las tropas polacas y los nobles comenzaron a regresar a Ucrania y restablecer el antiguo sistema, lo que hizo que los pobladores del lado derecho del pais comenzaran a abandonar sus aldeas y emigrar al este.

Primavera de 1652 a Invierno de 1653

Aunque los kozakos lograron varias victorias contra los polacos, aparecían ya signos de fatiga y falta de ánimo, y Bohdan Jmelnytskyi comenzó a buscar ayuda extranjera.

Entre 1651–2 reforzó una vez más sus lazos con los Tártaros y el imperio, aunque enfocó su atención en Moldavia, esperando que el matrimonio de su hijo Tymish Khmelnytsky con Roksana Lupu pudiera solidificar la alianza entre ambas naciones, e indirectamente con Turquía y el Khanato Crimeano.

En primavera de 1652 Jmelnytsky envió a Tymish como líder de un gran ejército Kozako-tártaro a Moldavia, que encontró el 2 de junio una fuerza polaca de 30,000 hombres en Batih (Batalla de Batih), y Jmelnytsky salió en ayuda de su hijo, logrando una brillante victoria. En agosto de 1652 Tymish contrajo matrimonio con Roksana, pero en primavera de 1653, los boyares de Moldavia, apoyados por Wallachia y Transilvania, hicieron una revolución contra Vasile Lupu y los kozakos, y Tymish murió defendiendo Suceava (Batalla de Suceava). Esta muerte, el 15 de septiembre de 1653, puso fin a la relación entre Jmelnytskyi y Moldavia.

Mientras tanto la guerra se desató en Ucrania. Un enorme ejército polaco de 80,000 hombres invadió Podillia y fue acorralado en Zhvanets por los kozakos y tártaros a principios de diciembre de 1653. Y por tercera vez los Tártaros traicionaron a los kozakos, entablando un pacto con los polacos, forzando a Bohdan a hacer la paz también con los polacos al verse obligado a respetar el tratado de Zboriv de 1649, y firmar la paz el 5 de diciembre.

El último acto de traición tartara fue convencer a Jmelnytskyi a cambiar su política internacional. El Ataman había mantenido relaciones diplomáticas con moscovia desde casi el inicio de la rebelión, pero el Zar Aleksei Mikhailovich se había rehusado a apoyar el levantamiento, pues esto llevaría a una guerra con Polonia. Las derrotas polacas, sin embargo, persuadieron a Moscovia de retomar las negociaciones con el Ataman en 1653, las que culminaron con el tratado de Pereiaslav de 1654, de acuerdo al cual Ucrania reconocía el protectorado del Zar ruso mientras mantenía completa autonomía y recibía ayuda militar y política rusa contra Polonia.

Verano de 1654 a Otoño de 1655

En este período la unión de las fuerzas armadas ucranianas y moscovitas tomaron la ofensiva contra Polonia, logrando importantes victorias.

Grandes batallas tomaron lugar del lado occidental de Ucrania y Bielorrusia. Y en verano de 1654, el ejército de Moscovia junto con 20,000 kozakos, dirigidos por Ivan Zolotarenko, invadió Bielorrusia y capturó Smolensk. Luego tomaron Vilnius en julio de 1655.

Pero durante las campañas en Bielorrusia se comenzó a desarrollar una tensión entre los aliados con respecto a quién de ambos controlaría los territorios capturados, el Host de Zaporizhzhia o Moscú. Mientras tanto, los polacos invadieron la región de Bratslav en otoño de 1654 y el 20 de enero de 1655 montaron sitio sobre Uman. Bohdan Jmelnytsky y el comandante ruso, Vasilii Sheremetev, lideraron a 70,000 hombres contra el enemigo y entablaron una batalla que no se concluyó, cerca de Ojmativ, el 29 de enero de 1655 (Batalla de Okhmativ).

En primavera, las fuerzas Ucranianas-Moscovitas invadieron el occidente de Ucrania, y a fines de septiembre sitiaron Lviv. En Octubre, sin embargo, con los nuevos aliados de Polonia, los Tártaros, lograron hacer que los moscovitas y kozakos se retiraran.

Otoño de 1656 a Verano de 1657

Bohdan Jmelnytskyi estaba muy decepcionado de los moscovitas y comenzó a buscar otro aliado contra los polacos. En verano de 1655 el rey sueco, Charles X Gustav, había tomado ventaja de este conflicto y había tomado el norte de Polonia y Lituania para si. Moscú se inquietó por el crecimiento del poderío sueco y el 24 de octubre de 1656 firmó la paz en Vilnius con Polonia, y junto con esta nación declaró la guerra a Suecia.

El gobierno ucraniano había sido excluido de esta negociación, y quedó muy indignado por este tratado de paz, por lo que en octubre de 1656, a pesar de protestas rusas, Bohdan Jmelnytsky se alió a Suecia, Transilvania, Brandemburgo, Moldavia y Wallachia. El propósito de esta coalición era la partición de Polonia, aunque la intención del Ataman era recuperar los territorios de Ucrania Occidental para unirlos con el resto de su nación.

Los intereses de los miembros de la coalición eran muy distintos, sin embargo. Y yendo más lejos, Polonia obtuvo apoyo diplomático y militar de Austria, Moscovia y Crimea, por lo que el ejército de 30,000 Húngaros y 20,000 Kozakos al mando del príncipe György II Rákóczi y el coronel Antin Zhdanovych invadió Polonia en enero de 1656, ocupando Varsovia y Cracovia, y recuperó Halytsia, pero la opresión por la población local por los húngaros mas las intrigas de los agentes moscovitas infiltrados entre los kozakos disminuyó la capacidad de combate de éstos.

Rákóczi fue obligado a retirarse al este tras una fuerte ofensiva polaca, y en julio de 1657 fue acorralado por polacos y tártaros en Medzhybizh y forzado a firmar el tratado de Chornyi Ostriv el 22 de julio.

Zhdanovych intentó mantener el frente anti-polaco, pero no tuvo éxito. Esta catástrofe aceleró la muerte de Jmelnytskyi, que sucedió el 6 de agosto de 1657, marcando el final de la guerra Kozako-Polaca.

Advertisements

Author: Ucrania Fantástica

Слава Україні! ¡Que viva Ucrania! Libre, independiente, soberana

4 thoughts on “La Guerra Kozako – Polaca”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s